top of page

La inteligencia artificial no va a sacarte el trabajo, va a transformarlo.

¿La IA va a sacarme el trabajo? ¿De qué vamos a vivir con tantos robots? ¿Qué va a pasar con mi puesto si la tecnología igue avanzando? Esta y muchas otras preguntas, las personas se hacen a diario con respecto al avance tecnológico. Realmente creo que no es para asustarse, pero si estoy muy convencida, de que es momento de tomar acción… ya no podemos dejarlo para después.



Antes de desarrollar este post quiero aclarar que este es un artículo de opinión, muchas cosas están basadas en lo que pasó en el pasado, pero no hago futurología, no sé al 100% qué es lo que va a pasar mañana. En baso a lo que pasó anteriormente, con las transformaciones digitales anteriores, puedo asumir ciertos comportamientos y cambios, y luego también desde mi propia experiencia estimar tal vez con mejor precisión, pero realmente creo que aquí no hay blancos o negros, considero que esto es un área en total transformación.




¿Un robot va a hacer mi trabajo?

No, un robot no va a hacer tu trabajo. Un robot va a hacer “su” trabajo, lo que pasa es que tal vez sus futuras tareas sean las tuyas actuales.


Y no, no busco confundirte, sólo quiero explicarte mi visión de esta situación. Yo soy de esas personas que cree que la tecnología potencia y simplifica nuestro trabajo, aumentando nuestra creatividad y productividad a niveles impensados.


Ahora, ¿Cómo hacemos que la tecnología nos ayude en lugar de que compita contra nosotros? Formándonos. Claramente trabajo de esto y estoy convencide de que el mejor camino, siempre, es la educación. Pero realmente creo que aquí no hay ningún margen de dudas.


Necesitamos aprender a utilizar la tecnología para potenicar nuestro trabajo, para mejorarlo, para transformarlo. Si nos negamos, si nos asustamos y no accionamos, ahí sí creo que nuestra competitividad va a estar en riesgo y que nuestro futuro empleo puede estar en duda.


¿Cómo hago que la tecnología me ayude y no que me quite el trabajo?

Para capitalizar al máximo los avances tecnológicos, necesitamos conocerlos. Si no sabemos qué hay, ¿Cómo vamos a usarlo?


Así que definitivamente, y desde mi perspectiva, este es el primer paso: la información, la actualización. Necesitamos conocer las nuevas herramientas: ¿Qué hay nuevo?, ¿Cómo funciona?, ¿Cómo puede ayudarme en mi trabajo?, ¿Qué puede hacer que yo no puedo?, ¿Cómo puedo usarlo para mejorar lo que hago?


Suena agotador estar buscando todo el día nuevas alternativas y herramientas, pero creeme que es necesario.


El segundo paso es, la aplicación. Ok, encontraste algo que puede ayudarte, en mi caso es ChatGPT. Bueno, ¿Qué hago con esto? Y aquí entra algo que me encanta que es el tema ético. Yo trabajo diseñando cursos online, tranquilamente puedo pedirle a ChatGPT que lo haga por mi, lo copio, lo pego, lo grabo, lo pongo en otro sistema que lo edite y listo, vendo el curso.



Pues no, quiénes utilicen las nuevas tecnologías de esta forma, también pondrán eventualmente en riesgo su competitividad laboral. Debemos usar la tecnología de una forma ética, de forma que potencie nuestros saberes, que nos acelere el trabajo. Por ejemplo, yo uso ChatGPT para buscar estadísticas, para buscar ejemplos, para hacer un research del tema que estoy desarrollando, pero nunca para copiar, pegar y leer al grabar lo que me dijo el sistema.


¿Por qué no lo hago si es más fácil y rápido? Porque si hago eso, ¿Dónde está mi valor? Si mis cursos online son un copy paste, ¿dónde estoy yo? Si trabajo así, claramente voy a quedar obsoleta, muy muy rápido.


Ahora, si desde mi conocimiento, desde mi experiencia profesional diseño currículas de formación basadas en las necesidades de las personas que trabajan, en escenarios que conozco reales del trabajo y, desde allí, utilizo la inteligencia artificial para acceder a mejor información y datos actualizados… ¿no es absolutamente genial? El desarrollo de un curso que antes me llevaba un mes, ahora me lleva dos semanas. ¡Dos semanas!


Esto definitivamente va a aumentar mis ingresos y potenciar mi trabajo. ¿Podría llevarme una semana? Claro, pero el riesgo es muy grande. El riesgo de no aportar valor y dejar que nuestro trabajo sea apretar teclas, es muy muy grande y es un riesgo que no quiero correr.


¿Cómo evitar que la IA me saque el trabajo?

Aporta valor, ¿Qué haces vos que no puede hacer la IA? Creeme que hay algo que vos haces en tu trabajo, por más operativo que sea, que la IA no puede hacer. Allí está tu valor. Ahora, ese valor cambia.


En su momento, mi valor era la forma de facilitar los cursos presenciales. Conectaba muy bien con las personas y me elegian como trainer. Bueno, eso cambió. Ahora los cursos son online, ¿Cómo mantengo mi valor? Creo un estilo de videoclases, cercana, real, cálido que me permita generar esa conexión aún a la distancia. Hoy ya hay avatares de IA que graban cursos online, pero realmente no es lo mismo. Ahí está mi valor hoy en la situación actual. ¿Y el tuyo?


Y, si estás en puestos MUY operativos que realmente van a cambiar, debes preguntarte ¿A qué van a cambiar? ¿Cómo se va a hacer este trabajo? Por ejemplo, a los bots que automatizan el soporte y la atención al cliente, hay que entrenarlos… ¿Tal vez ese pueda ser tu puesto?


Debemos digitalizar nuestros perfiles, es más, hace años que debemos estar trabajando en esto. Yo lo estoy haciendo de una forma muy intencional, hace al menos unos 4 o 5 años.


La tecnología potencia nuestros talentos, pero depende siempre de vos.

La tecnología te puede ayudar a descubrir cosas nuevas, a reducir tiempos, a aumentar tu productividad. Pero al fin y al cabo depende de vos.


Me da mucha impotencia cuando veo a personas enojadas con el avance de la tecnologia, hablando de “humanizar” procesos en lugar de “automatizarlos” como si lo segundo estuviera mal.


Eso se llama, “resistencia al cambio”. Y la resistencia al cambio, sólo nos impacta negativamente a nosotros. El mundo sigue avanzando, los puestos se siguen transformando, pero si nosotros nos seguimos resistiendo, nos quedamos ahí, atrapados en el tiempo. Sin avanzar. Y, eventualmente, fuera del mercado laboral.


Hoy en día, aprender un trabajo y esperar hacer lo mismo por 30 años no es realista. El trabajo se transforma, y es por esto, que las personas también necesitamos hacerlo.


La IA no va a robarte el trabajo, la inteligencia artificial va a cubrir puestos y vos debes transformarte para ocupar los nuevos que vayan surgiendo. Porque no creo que haya menos empleo, creo definitivamente que el empleo se va a transformar a nuevos roles y carreras que aún desconocemos.


Ceci Mansilla


www.cecimansilla.com



61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page